"La historia está cambiando..."
No olvidemos a quienes olvidan

La dieta mediterránea puede alargar la vida y ser más beneficiosa para los enfermos de Alzheimer que una dieta rica en grasas saturadas y carnes, según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Columbia que publica Neurology.

La dieta mediterránea podría ayudar a las personas con Alzheimer a vivir más y mejor que aquellas que siguen una dieta rica en grasas saturadas y carne y pobre en frutas y verduras, según se desprende de un estudio realizado por científicos del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, que se publica en el último número de Neurology.

El estudio, coordinado por Nikos Scarmeas, miembro de la Academia Americana de Neurología, se realizó en 192 pacientes con Alzheimer en la ciudad de Nueva York durante cuatro años y medio. Durante este tiempo fallecieron 85 de los participantes.

Los investigadores descubrieron que aquellos que llevaban una dieta mediterránea o muy similar tenían un 76 por ciento menos de posibilidades de morir durante el periodo del estudio que quienes no siguieron este patrón alimentario.

“A medida que una personas sigue de manera más cercana la dieta mediterránea, reduce en mayor grado su mortalidad”, ha explicado Scarmeas. “Por ejemplo, los pacientes con Alzheimer que se adhirieron a la dieta en un grado moderado vivieron una media de 1,3 años más. Además, quienes siguieron religiosamente la dieta vivieron una media de cuatro años más”.

Investigaciones previas realizadas por Scarmeas y su equipo habían demostrado que las personas sanas que siguen una dieta mediterránea tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer en el futuro. Otros estudios también han demostrado que las personas sanas que llevan una dieta mediterránea viven más que quienes siguen una dieta más occidental.

“Seguimos encontrando beneficios en la alimentación mediterránea, pero es necesario realizar más investigaciones para determinar si el seguimiento de la dieta mediterránea también ayuda a los enfermos de Alzheimer a tener menores tasas de deterioro cognitivo, preservar más sus habilidades en la vida diaria y presentar una mejor calidad de vida”, ha concluido Scarmeas.

El poder de la vitamina D

La ingesta de suplementos de vitamina D reduce el riesgo de muerte, según un metanálisis de 18 estudios que publica Archives of Internal Medicine en su último número. La investigación, realizada por la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer, de Francia, y el Instituto Europeo de Oncología, en Italia, no esclarece el mecanismo por el que se reduce la mortalidad, pero se cree que la vitamina D podría inhibir algunos mecanismos de proliferación de las células cancerígenas, o bien estimular la función de los vasos sanguíneos y del sistema inmune.

Fuente: cuidateplus.com