"La historia está cambiando..."
No olvidemos a quienes olvidan

Hace unos días nos enteramos de que el histórico entrenador de la selección chilena, Nelson Acosta, tomó la decisión de alejarse del fútbol porque fue diagnosticado con Alzheimer, una enfermedad irreversible y que, de forma progresiva, va afectando la memoria.

Durante septiembre se realizarán diversas actividades en Chile y el mundo para concientizar sobre esta enfermedad. En M360 hablamos con el neurólogo de la Universidad Católica y parte de la red SuperDoc, Cristián Neira Osses sobre sus causas y cómo poder prevenir esta llamada “enfermedad del olvido”.

En Chile, según cifras de la Corporación Profesional de Alzheimer y otras Demencias (COPRAD), existe cerca de 180 mil personas que padecen esta enfermedad -el 1.06% de la población- y se estima que para el año 2050, esta cifra aumente a unas 626 mil personas, es decir, el 3,10% de la población.

El especialista explica que la mayor parte de las personas que ven afectada por esta patología son los mayores de 65 años o quienes presentan algún otro tipo de deterioro mental, pero también agregan otro tipo de causas. “Hay que destacar que se trata de una enfermedad neurodegenerativa, por la acumulación de ciertas proteínas en el cerebro. El principal factor de riesgo es la edad, pero no es suficiente para producir la enfermedad. Por eso es importante NO hablar de ‘demencia senil’. Otros factores de riesgo es la historia familiar de EA (enf. De alzheimer), traumatismos encéfalo-craneanos moderados a severos y factores de riesgo cardiovascular”, agrega el Dr. Neira.

Si bien el Alzheimer no tiene cura y actualmente no existe ningún fármaco capaz de revertir o detener esta demencia, hay prácticas que se pueden incorporar en nuestro estilo de vida para disminuir los riesgos. “La alta educación se ha visto que es un destacado factor protector y la alimentación tmabién juega un rol fundamental, por ejemplo el consumo de pescado (por su alto contenido en omega-3) y la actividad física aeróbica serían también factores de prevención importantes”, afirma el especialista.

Algunas otras recomendaciones…

Dieta. Se debe cuidar el colesterol, glucemia y la hipertensión, a través de una alimentación sana. Se ha identificado que la dieta mediterránea disminuye el riesgo: frutas, verduras, legumbres, frutos secos, aceite de oliva y carnes blancas. Actividad física. Una actividad física regular (3 veces o más a la semana), reduce la posibilidad de padecer Alzheimer. Caminar, yoga o pilates, son alternativas válidas.

Vida social. Resulta fundamental mantener una vida social activa, permitiendo que no aparezcan la depresión, por ejemplo.

Estimulación cerebral: La estimulación intelectual, sea cuál sea el método, se asocia con un riesgo menor de padecer la enfermedad. Por ello, se estimula la lectura, la realización de puzles, sudokus, crucigramas.

La educación: un nivel alto de educación, crea una reserva cognitiva que permite luchar contra esta enfermedad. Incluso, el hecho de ser bilingüe, por ejemplo, disminuye considerablemente el riesgo.

La problemática del Alzheimer es una enfermedad que afecta tanto al paciente como a sus familiares. Cuando nos vemos envueltos en esta situación nos enfrentamos al miedo de perder el vínculo con nuestros seres queridos y eso tiene una repercusión emocional en la familia. Por esta razón es recomendable que la familia se informe sobre los tratamientos y cuidados que debe tener el paciente.

Fuente: m360.cl