"La historia está cambiando..."
No olvidemos a quienes olvidan

“Estamos escribiendo el código neural para mejorar la memoria“, explicó Dong Son, además expresó su ilusión por el novedoso proyecto, y junto al resto del equipo confía en que en un futuro podría ser una herramienta crucial para mejorar la memoria, visión o movimiento. 

Un grupo de científicos liderados por un profesor de la Universidad del Sur de California (EE. UU.), Dong Song, han creado crear el primer dispositivo que es capaz de mejorar la memoria humana en un 30%

Este nuevo invento tratara de demostrar que el uso de un implante cerebral no solo mejorara la memoria humana, sino que también podría tener importantes implicaciones para el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer.

La prótesis de memoria se trata de un dispositivo formado por electrodos que se implantarían en el cerebro. A través de pequeñas descargas eléctricas en el hipocampo, región del cerebro encargada de almacenar la memoria, y que dicho implante imita el proceso natural que se activa cuando memorizamos algo.

Además de que ayudara a cuando la reducción del hipocampo precede a enfermedades como demencia o alzheimer, a lo que estimulara la zona para imitar el funcionamiento normal del cerebro para ayudar a los pacientes que sufran de estas enfermedades degenerativas.

En dicho estudio se tuvo la participaron 20 personas, que debían colocarse los electrodos para jugar a un juego de memoria; observaron una sucesión de imágenes, y 75 después tenían que manifestar todo lo que recordaban haber visto. Los investigadores observaron la reacción de las neuronas de los participantes para ver qué zonas del cerebro se activaban.

Después comenzaron una segunda sesión en la que estimularon el cerebro activando las leves descargas eléctricas. En atención a los resultados parece que el dispositivo puede mejorar el rendimiento en tests de memoria en un 30%.

Tras esto, los científicos determinaron el patrón asociado con el rendimiento óptimo de la memoria y utilizaron los electrodos del dispositivo para estimular el cerebro siguiendo ese patrón en las siguientes pruebas. Así, la estimulación mejoró la memoria a corto plazo en aproximadamente un 15% y la memoria de trabajo en un 25%, pero cuando los investigadores estimularon el cerebro al azar, el rendimiento cerebral empeoró.

Por lo que los investigadores seguirán trabajando para pulir dicho implante para lograr su uso e implantación con éxito, esperando que ya en el cerebro funcione y estimule la memoria en los pacientes. Ya que los expertos apuntan a que son necesarias más pruebas antes de que el dispositivo de Dong Song pueda aprobarse como tratamiento para la demencia o la enfermedad de Alzheimer, pero si puede ayudar a esos pacientes a recuperar, aunque sea, parte de su función de memoria perdida, el impacto sería tremendamente positivo ya no solo en los propios pacientes, sino también en sus familias.

Fuente: http://blureport.com.mx