"La historia está cambiando..."
No olvidemos a quienes olvidan

El cofundador de Microsoft Bill Gates se suma a la lucha contra el alzhéimer. El magnate anunció que invertirá 50 millones de dólares en un fondo para la investigación de la demencia. 

Es uno de los santos griales de la ciencia: una cura para el mal de Alzheimer. Actualmente, no existe un tratamiento para detener la enfermedad, y mucho menos detener su progreso. Y el multimillonario Bill Gates cree que va a cambiar eso.

“Creo que hay una solución”, me dijo sin dudarlo.

“Cualquier tipo de tratamiento sería un gran avance desde donde estamos hoy”, dijo, pero “el objetivo a largo plazo tiene que ser la cura”.

Tuve la oportunidad de sentarme con Gates recientemente para hablar sobre su nueva iniciativa. Se sentó frente a nuestras cámaras exclusivamente para decirme cómo espera encontrar una cura para una enfermedad que ahora roba los recuerdos y otras funciones cognitivas de 47 millones de personas en todo el mundo.

Para Gates, la pelea es personal. Está invirtiendo 50 millones de dólares de su propio dinero en Dementia Discovery Fund, una asociación de investigación privada-pública centrada en algunas de las ideas más novedosas sobre qué es lo que impulsa la enfermedad cerebral, como observar el sistema inmunitario de una célula cerebral. Es la primera vez que Gates se compromete con una enfermedad no transmisible. El trabajo realizado a través de su fundación se ha centrado principalmente en enfermedades infecciosas como el VIH, la malaria y el polio.

He entrevistado a Gates muchas veces a lo largo de los años, en países de todo el mundo. Ahora está más comprometido que nunca con este tema de la enfermedad de Alzhéimer.

Hoy en día, la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia y la sexta causa de muerte en los Estados Unidos, donde se diagnostica un nuevo caso cada 66 segundos.

Más de 5 millones de estadounidenses viven con la enfermedad, a un costo de 259.000 millones de dólares al año. Sin ningún tratamiento, se prevé que esos números explotarán a 16 millones de estadounidenses con la enfermedad, a un costo de más de un billón de dólares al año, para el año 2050.

“La carga para el sistema es bastante increíble”, me dijo el gurú tecnológico y filántropo. Es algo que él conoce personalmente. “Varios de los hombres de mi familia tienen esta enfermedad. Y entonces, ya sabes, he visto lo difícil que es. Esa no es mi única motivación, pero ciertamente me atrajo”.

Cuando dijo: “Creo firmemente en que la ciencia y la innovación resolverán la mayoría de los problemas difíciles con el tiempo”, pude sentir su optimismo.

Me dijo que pasó el año pasado investigando y hablando con científicos, tratando de determinar la mejor manera de ayudar a mover la aguja hacia el tratamiento de la enfermedad en sí, en lugar de solo los síntomas.

Pensar diferente

La mayor parte del enfoque en la investigación del alzhéimer ha sido sobre las proteínas llamadas tau y amiloide, lo que a Gates le gusta llamar “la corriente principal”.

Con su donación, Gates espera estimular la investigación de ideas más novedosas sobre la enfermedad, como investigar el papel de las células gliales que activan el sistema inmune del cerebro o cómo la vida útil de una célula puede contribuir a la enfermedad.

“Hay una sensación de que esta década será en la que progresaremos mucho”, me dijo Gates.

Gates cree que será una combinación de pensamiento convencional e innovador que conducirá a posibles tratamientos en el futuro cercano.

“Idealmente, algunos de estos medicamentos convencionales en los próximos dos o tres años nos iniciarán por el camino de la reducción del problema. Pero creo que estos enfoques más nuevos eventualmente serán parte de ese régimen de medicamentos que las personas toman”, dijo. 

¿Investigar sobre la enfermedad de Alzheimer ha causado que Gates se preocupe por su propia salud?

“Cualquier cosa donde mi mente se deteriore” es, dijo, uno de sus mayores temores. Él ha visto las dificultades que ha causado en su propia familia. “Espero poder vivir mucho tiempo sin esas limitaciones”.

Entonces Gates ahora se enfoca en la prevención, haciendo ejercicio y manteniéndose mentalmente comprometido. “Mi trabajo es perfecto, porque siempre trato de aprender cosas nuevas y reunirme con personas que me explican cosas. Saben, tengo el trabajo más divertido del mundo”, dijo con una sonrisa.

Fuente: http://cnnespanol.cnn.com